Solución

Coagulación, floculación y dosificación química

Información

La coagulación es el proceso de formación de grumos semisólidos con los elementos emulsionados en un líquido mediante la adición de coagulantes. Los floculantes aglutinan estas pequeñas partículas en suspensión en aglomerados más grandes y estables que pueden separarse fácilmente de las aguas residuales. Por ello, la coagulación y la floculación se utilizan ampliamente para aglutinar la contaminación presente en las aguas residuales.

La coagulación, floculación y flotación (CFF) es una solución de pretratamiento químico que elimina los sedimentos y la contaminación en suspensión y emulsionada de las aguas residuales. A menudo se utiliza una balsa de ecualización antes de la CFF para limitar los costes de funcionamiento del sistema mediante la nivelación de los picos de caudal, contaminación, valores de pH, temperatura, etc.

Desde la balsa de ecualización, el agua se bombea a un floculador. En el floculador se dosifican primero los coagulantes y luego los floculantes para concentrar los contaminantes emulsionados y suspendidos en un aglomerado similar a un flóculo, que puede separarse del agua por flotación de aire. Debido a que, con frecuencia, se utiliza un coagulante ácido en el proceso, el valor del pH bajará durante la coagulación. Para mantener un pH del efluente acorde con las exigencias del mismo, a menudo se dosifica un agente neutralizador. Existen dos tipos de floculadores, los convencionales de cuenca y los de tipo reactor de flujo a tapón. El floculador tubular tiene la ventaja de una dosificación más precisa y unos tiempos de reacción y mezcla muy cortos. Estos factores suponen un ahorro sustancial de espacio, energía y productos químicos.

La unidad de flotación por aire disuelto (DAF) crea microburbujas de aire que se adhieren a las partículas, aumentando su flotabilidad. Las microburbujas de aire suelen tener un tamaño de entre 20 y 40 micras. La mayoría de los sólidos en suspensión y la grasa de las aguas residuales son de mayor tamaño y las microburbujas de aire se adhieren a ellos, lo que hace que suban rápidamente a la superficie del DAF, donde son eliminados por un mecanismo de raspado. Los sólidos pesados simplemente se asientan un poco más lentamente y siguen acumulándose en el fondo del DAF.

Servicio

Marel ofrece a sus clientes diferentes soluciones de servicio para prevenir fallos, maximizar el rendimiento o el servicio reactivo en caso de averías inesperadas.

Marel tiene oficinas en 30 países en todas las regiones, y una red global de profesionales altamente cualificados que proporcionan soporte remoto y servicio in situ. Proporcionamos piezas de repuesto de calidad y acuerdos de servicio personalizados para nuestros clientes con el fin de garantizar un rendimiento óptimo de los equipos Marel.


Productos y soluciones relacionados


Póngase en contacto con nosotros

Nuestro equipo especializado está aquí para ayudarle y responder cualquier pregunta que pueda tener.

Quedamos a la espera de sus noticias y haremos todo lo posible para ponernos en contacto con usted a la mayor brevedad posible.